Comentarios sin importancia sobre street photography
Menu
menu

Al principio del 2014 de alguna manera me propuse retornar a la fotografía. En el lapso comprendido entre 2008/09 (cuando largué la fotografía) y 2014 tuve algunos intentos de retornar a la fotografía, pero la realidad es que todos ellos fueron infructuosos, por diferentes razones. La cámara, la decepción con el formato digital, falta de fondos para la adquisición de nuevo equipamiento, la progresiva desaparición de colegas y personas cercanas que me acompañaban en esta pseudo street photography((Nadie murió, sólo nos fuimos distanciando por diferentes motivos)), entre otras.

Asimismo, otra razón importante fue el progresivo alejamiento que fui viendo en comunidades de fotógrafos de la fotografía documental, y de la fotografía en sí, haciendo hincapié en algunas cosas con las que no estoy del todo de acuerdo (por ejemplo menor atención en la toma de la imagen y más atención en la post edición).

Ahora, retornar a la fotografía para mí involucraba varias cosas: a) Volver a poner online este sitio -estuvo offline mucho tiempo aunque mantuve el dominio siempre-; b) Volver a hacer fotografía; c) Ver qué hacía con el equipamiento.

De todos ellos, el más complicado era el punto c), sin dudas. El tema del equipamiento se transformó en algo medio complicado para alguien acostumbrado a caminar con una cámara en la mano. Mi cámara digital de referencia, la Pentax K100D Super con el Sigma 30/1.4 obviamente llaman la atención, tanto al ir caminando como al momento de sacar la fotografía:

En enero decidí intentar con un “cameraphone”, básicamente un buen teléfono, con una muy buena cámara. El resultado fue un Nokia Lumia 1020, que tiene, tengo que admitir, una excelente cámara:

Sin embargo, adolece los problemas de siempre: una enorme profundidad de campo en cualquier situación debido al pequeño sensor, y demasiado shutter lag independientemente de que uno configurara todo para la toma antes de sacar la foto, incluso con el preenfoque y preevaluación con el botón a medio camino. Admito que la calidad de las imágenes es excelente, pero es casi imposible hacer street photography con ese teléfono.

Casi un año sacando fotos, armé una pequeña selección de 19 imágenes, que puede ser vista aquí.

Al tiempo obviamente llegué a la conclusión de que el teléfono como cámara para street photography no era una herramienta adecuada, por lo tanto no me quedaron demasiadas opciones. La cámara de mis sueños es la Leica Monochrom, pero obviamente es presupuestariamente inalcanzable (U$S 8000, en EEUU, sin lente):

De tal manera que me tuve que acomodar un poco. La cámara anterior que me gustaba, en mis primeros tiempos de fotografía, era la Konica Hexar:

Fue lanzada en 1999 y tenía algunas características que para mi la convertían en la mejor cámara para street photography: focal fija de 35mm, excelente calidad y apertura f/2; extremadamente silenciosa, excelente sistema de autoenfoque, y muy poco llamativa. Todo ello la convertía para mí en la mejor opción. Google, va, google viene, encuentro la serie X de Fuji, específicamente la Fuji X100:

Cuestión, habemus cámara. Y ahora es tiempo de probarla. Y volver al ruedo.




  1. Hola!
    Soy una gorda densa. Me encanta tu página. Pasate por la mía!

  2. Loco, intento hacer cosas serias y mirá lo que hacés…

Dejar un comentario